3ªCrónica Terrestre: investigando el Instante Álgido


TERCER INFORME DEL PILOTO ESPACIAL R-359 (SHEVEK)

Al centro de control de vuelos interestelares de Anarres: cualquier posibilidad autónoma de despegar de la órbita terrestre y volver a por mí mismo a casa ha sido completemente desestimada. Mis intentos de reparación de la nave han resultado inútiles, así que todas mis esperanzas se centran en que esta petición de auxilio os llegue y podáis rescatarme. Si estáis enviándome mensajes, sabed que no los recibo, que mi moral está siete puntos por debajo de “excelente”, y solo dos por encima de “para cortarse las venas”. ¿Deberé pasar el resto de mis días lejos de mi gente y mi amada Anarrres, en este planeta sumergido en un proceso de colapso total? Al menos puedo cumplir mi misión, y en ello distraigo mi tiempo… paso a informaros que en ese sentido todo va de perlas:

Nuestros cálculos eran correctos, ¡hemos llegado en el Momento Álgido! Por fín vamos a poder estudiar in situ la MacroVida, antes de que colapse al devorar su ecosistema planetario. Los MacroSeres son seres vivos de inmenso tamaño, dos niveles de complejidad por encima de la célula. Su tamaño es tal que en el planeta Tierra solo existen 194, de tamaño y complejidad muy dispares, ocupando un 90% del territorio emergido (no pueden vivir sobre el agua). ¡En estos momentos estoy dentro de un MacroSer! Su nombre local, por el que sus células lo conocen, es España o Estado Español, y tiene un tamaño medio. Este MacroSer tiene 47 millones de células, tan esparcidas y con capacidad móvil que pueden recordar a formas de vida del nivel inmediatamente inferior del tipo “colmena”u “hormiguero”, aunque su estructura es más semejante a la ameba. Técnicamente hablando soy una bacteria dentro de sus sistemas venosos, pero como mi camuflaje es perfecto las celulas blancas (aquí denominadas “coches de policía”) pasan a mi lado sin detectarme ¡Por fortuna! Este MacroSer España apenas tiene 500 años de vida, aproximadamente 20 generaciones de vidas celulares, y segun mis estudios las primeras MacroFormas apenas datan de 6.000 años de antiguedad, por lo que son bastante primitivas, nada que ver con los fósiles de “devoradores de planetas” de otros sistemas solares que hemos podido diseccionar. El gran valor de esta investigación es poder verlo vivo, no estudiar su fósil, en este sentido soy bien consciente de mi papel histórico, y prometo estar a la altura en esta misión científica inédita.


Si, estoy dentro de una primitiva ameba, ¡pero vaya super ameba! Esto es una imagen del sistema circulatorio principal (vena M-30) del MacroSer España en el que estoy atrapado

Pese a lo apasionante que nos pueda parecer, biológicamente hablando, este MacroSer, hay que decir que su formación es la causa de mucho dolor para las células que lo forman. Estas células, denominadas Ser Humano, han pasado de un estado estacionario y armonioso con las demás formas de vida del planeta, al horror y la destrucción, para ellas y para el resto de seres vivos. Y parece que la causa fundamental se halla en un cambio en la estructura mental de los humanos, la aparición del ego (la concepción individual), enfrentada a lo demás, incluído a otros seres humanos. La formación de los MacroSeres tiene rasgos comunes muy dolorosos para las celulas “humanas”: las clases sociales, el patriarcado, el dinero, la cárcel, la guerra, el Templo (entendido como una casta sacerdotal al servicio del poder), la destrucción ecológica, la propiedad privada y en fín, la jerarquía. Todo ello son consecuencia del triunfo del ego frente a lo común. El paraíso perdido, un mito humano aún no desaparecido del que hablan células como Eckart Tolle, o Agustín García Calvo, les recuerda que existió un mundo mejor antes de la formación de los MacroSeres, y ahora los antropólogos lo confirman: todos estos rasgos negativos que en la sociedad estatal son normales, empezaron a existir en un mismo instante (por así decirlo). Es el paso de la prehistoria a la historia, la aparición del MacroSer(ellos lo llaman Estado), el triunfo del ego sobre el interés común. En estos momentos la Tierra vive un Momento Álgido: ese modelo egoico, estatal, basado en el futuro/dinero (que es lo mismo), está entrando en una fase de corrosión terminal, debido al agotamiento de energía y el colapso ecológico. Los MacroSeres van a fenecer tras haber devorado todo lo que tenían a su alrededor… ¡Espero que la misión de rescate llegue antes de que el mismo proceso termine destruyéndome! Sin embargo no todo es desesperanzador: entre las células aún existen muchas rebeldes, los MacroSeres no controlan del todo las mentes de sus células (insisto en que son formas muy primitivas y de reciente creación, a pesar de su gran tamaño), y he captado con mis sensores, dentro de la vorágine de información unidireccional enviada desde el cerebro central, algunos mensajes de células rebeldes dirigidas a las demás, intentando despertarlas a tiempo para deshacer el MacroSer y realizar un retorno armonioso y sostenible a formas organizativas descentralizadas… Sin embargo el empeño de los cerebros de las amebas de sobrevivir a toda costa, un poco más, sacrificando lo que haga falta por conseguir energía que las mantenga vivas, haciéndose la guerra unas a otras, parece por ahora insuperable. ¿Que sucederá? Por suerte o por desgracia me hallo atrapado en este proceso, y prometo informar con rigor científico del proceso planetario de colapso, enviando informes regulares a mi amada Anarres, aunque probablemente nunca vuelva a tener señales de mi paraíso perdido…

Paz y Vida desde el planeta Tierra

FIN – 3ª CRÓNICA TERRESTRE – FIN

Os envío un vídeo de un pensador humano que me hace recuperar esperanzas en
que el proceso de colapso de los MacroSeres no acabe con toda forma de vida superior en el planeta Tierra

Imagen

2ª Crónica Terrestre: banderas de españa

SEGUNDO INFORME DEL PILOTO ESPACIAL R-359 (SHEVEK)

Acabo de regresar a la nave y me encuentro muy agitado tras este breve contacto con la forma Ser Humano. Al fin se cumplieron mis sueños, tantas veces saboreados, de poder conocer la especie más compleja del sistema Sol, ¡toda mi carrera científica ha llegado así a su momento cumbre! Acabo de quitarme mi perfecto disfraz, y os cuento como fue este histórico momento, este primer contacto con formas de vida extra-anarrestis.

Abandoné la escotilla, única parte que asoma de la nave en la superficie, oculta tras una hormigonera y una pila de ladrillos. No temo que se descubra la entrada ya que las obras en esta parte concreta de la sociedad humana (España) parecen no concluirse nunca por algún motivo que desconozco: las comienzan con gran entusiasmo (desde el cielo pude ver obras por doquier en la urbe Madrid), pero parece que olvidan el objeto que les llevó a realizarlas, pues todas acaban detenidas o evolucionan lentamente, como con desgana. (Nota mental: otro misterio que deberé resolver). En cualquier caso salí de la nave y entré en uno de los focos principales del griterío futbolero, presa del nerviosismo y muy consicente de lo histórico del momento. Vi a un grupo de seres humanos, mayoritariamente del género masculino, mirando todos el futbol en una de esas televisiones que les proporcionan sus élites tecnológicas. Observé trapos con la bandera de españa (el “Ser Estado” del que estos humanos forman parte) y supuse que me encontraba en un local de ultraderecha, de modo que me dirigí al regente y le dije en el tono más educado que pude reunir: “que se vayan a su país, eso no es matrimonio, demasiadas feminazis perroflautas y antisistema, no es tortura es arte”. El tipo abrió mucho los ojos y entreabrió la boca en un gesto que interpreto como susto, pavor, o pasmo. Afortunadamente un fervor inesperado, un

españa bar

Los seres humanos enarbolaban banderas de España, el “Ser Estado” que las ha sometido, reprimido, quemado, fusilado, aterrorizado y enviado a la guerra durante generaciones. Sin duda la capacidad de manipulación de la jerarquía tecnológica actual es más alta de lo que suponía

aullido ensordecedor que solo se puede traducir como “GOOOOOL”, desvió su atención al televisor, y me pude escabullir del local. De vuelta a la nave entendí por qué había fallado mi camuflaje hasta casi ser descubierto. Había interpretado mal la situación social, mis datos no eran correctos del todo: la bandera roja y amarilla, símbolo del Ser Estado local, ha cambiado en algo: ya no tiene un águila alrededor del escudo. Parece que con ese cambio, realizado justo en la fase de suavización del régimen llamada transición, ha conseguido que los sometidos acepten el símbolo del poder local olvidando los abusos anteriores. Esto es algo muy común entre Seres Humanos, que el Poder cambie de cara y los rebeldes se vuelvan nuevamente sumisos. Lo extraño es que en esta parte de la tierra, las jerarquías locales solo necesitaron quitar el águila, y nadie parece darse cuenta de que siguen en el mismo régimen, pese a que la bandera es prácticamente la misma.

Acabo de comprobar que todavía no ha llegado respuesta de Anarres, pero esperanzado os envío este segundo informe desde la Tierra. Se despide el piloto Shevek, preparando la segunda salida con enstusiasmo (aunque con algo menos de confianza, hay que reconocerlo).

Paz y Vida desde el planeta Tierra

FIN – 2ª CRÓNICA TERRESTRE – FIN

1ª Crónica Terrestre: aterrizaje accidentado

PRIMER INFORME DEL PILOTO ESPACIAL R-359 (SHEVEK)

MISIÓN analizar el Instante Álgido, provocado por la plaga de una especie de “mono sin pelo” llamada Ser Humano

FECHA 1241-PZ7 (fecha local 11-7-2018), DÍA 0 de la misión

LUGAR: Supercúmulo de galaxias Virgo;

Cúmulo Grupo Local;

Galaxia Vía Láctea (modelo gran espiral-7);

Brazo de Orión;

Sistema Sol: estrella “enana amarilla” tipo-G, (hidrógeno y helio principalmente), edad intermedia, tipología estable;

Planeta Tierra (tercero en cercanía a Sol). Velocidad orbital media: 29,78 Km/s. Temperatura mínima: -87,15 ⁰C, máxima: 56,7⁰C, media: 14,05⁰C (en aumento). Gravedad: 9,780327 m/s. Satélites: 1 natural, más de 8300 artificiales. Habitabilidad: plena (en rápido retroceso).

Continente: Eurasia;

centro de la Península Ibérica;

denominación local del lugar del aterrizaje: “Madrid “(urbe de tamaño medio, alta contaminación, gran complejidad y baja eficacia)


¡Aterrizaje accidentado!

La irrupción en la atmósfera ha sido sencilla, pero al descender sobre la urbe escogida como objeto de la investigación (“Madrid”), la espesa capa flotante de contaminación situada a 1,2 Km del suelo ha desestabilizado los controles de la nave. Me he visto obligado a hacer un aterrizaje forzoso en un descampado de las afueras, un terreno despejado de forma rectangular rodeado de edificios, en un suburbio llamado “Alcorcón”. No es el lugar discreto que habíamos planeado, el descampado está rodeado de edificios de ocho a quince plantas, frente a él pasa una calle muy transitada de “coches” (vehículo local de alta complejidad y baja eficacia, probable motivo principal de la capa de contaminación atmosférica que ha provocado el accidente). Afortunadamente nadie ha percibido mi llegada, ya que todos los humanos de la zona estaban visionando un partido del Mundial de Futbol*1 . He enterrado rápidamente la nave bajo tierra utilizando buena parte de las reservas de batería  y he comprobado el estado general tras el choque. Me temo que los motores de despegue están dañados, y aunque pudiera salir de órbita, el tubo de plasma que abastece el motor de Salto (productor del colapso espacio-tiempo, necesario  para llegar hasta Anarres), está irremediablemente destruido. Solicito pues auxilio urgente mediante este informe, y espero contestación, y también, por qué no decirlo, algo de consuelo. La soledad inherente de la misión secreta entre humanos, y el shock post-traumático tras el aterrizaje, sumado a la incertidumbre de mi rescate (no sé si éste mensaje podrá llegar hasta mi amada Anarres, dados los fallos multisistémicos del sistema de Salto), hacen que mi estado anímico sea cinco puntos por debajo de “animoso”, y solo uno por encima de “ataque de pánico”.  Creo que comenzar mi misión distraerá mi atención y aliviará mis compungidos ánimos, de modo que me dispongo a hacer un primer contacto con los terrícolas, en cuanto regrese a la nave enviaré un nuevo informe.

Hora local 12.51. Cielo poco nuboso. Temperatura local 28⁰C. Viento 8Km/h. Presión‎: ‎812.3 hPa. Nivel de contaminación: 6 de 10. Nivel General de Conciencia: presumiblemente bajo (baso mi hipótesis en  la contaminación que emiten los “coches”, fomentados a su vez por la jerarquía tecnológica humana frente a otros medios de transporte menos dañinos y más racionales como el tren; jerarquía tecnológica que basa su dominio en el futbol en directo y el fácil acceso a “pantallas planas de alta definición”. Esto es solo una hipótesis temporal).

Paz y Vida desde el planeta Tierra

FIN – 1ª CRÓNICA TERRESTRE – FIN

*1->Deduzco que el futbol es un deporte utilizado por las élites humanas para distraer a los sometidos mientras cometen injusticias, debo investigar más a fondo el asunto.

viaje guay

Nota para los compañeros de Vuelos Interestelares: os ruego que ocultéis el informe adjunto y las dificultades del aterrizaje a mis seres queridos. Adjunto esta idílica imagen para mi familia, un montaje realizado con un programa local llamado “photoshop”